CASOS DE LA FISCALÍA REAL

may 6, 2013 . Chihuahua, Portada . Both comments and pings are currently closed.

Adolescente adoptada, su novio y un amigo estrangulan padrastros, les inyectan veneno con cloro y los calcinan para quedarse con la casa

CHIHUAHUA.- Agentes Ministeriales arrestaron a tres jovenes que asesinaron una pareja de esposos y quemaron los cuerpos para borrar evicencia del crimen a las afueras de la ciudad.

Objeto desconocido

Los cadáveres  de María Albertina Enríquez Artegón y su esposo Efrén López Tarango, fueron localizados el pasado sábado en unas tapias ubicadas  al Sur de la ciudad a unos metros de un Centro Recreativo.

Luego del brutal crimen a policía se entrevistó con  Ana Carolina, de 17 años, hija adoptiva de la pareja quien  cayó en consecutivas contradicciones al igual que su novio, José Alberto Grajeda Batista.

Grajeda Bautista confesó a las autoridades, que su novia y su amigo Mauricio Alexis Domínguez Zamarrón, los habían asesinado.

Los tres jovenes planearon la muerte de la pareja y fue la tarde del viernes,  cuando Ana Carolina  invitó a sus amigos a la casa, – se dirigieron a la cocina donde estaba la mujer -quien jamás sospechó tal atrocidad.

La madrastra fue  estrangulada con un cable, luego esperaron hasta que llegó el esposo al quien también asfixiaron. Por si fuera poco, los muchachos inyectaron a ambos cuerpos,  cloro con insecticida en lavena yugular- para asegurarse que estuvieran  muertos-.

Luego limpiaron todo,   metieron los cuerpos en bolsas de plástico y los llevaron hasta el lugar donde fueron localizados. Los rociaron con gasolina y los calcinaron,  Maurició se quemó toda la cara.

Se dirigieron al norte en el Fiat de la pareja,  por la carretera a Ciudad Juárez hasta tomar el camino que conduce a Namiquipa donde quemaron el auto .

Ana Carolina,  su novio  José  y Mauricio,  fueron detenidos este domingo por la policía y la hijastra fue puesta a disposición de la Fiscalía para Adolescentes Infractores.

POR AVARICIA

La adolescente planeó la muerte de sus padres adoptivos para quedarse con la casa, unos seguros de vida y otras propiedades, según lo estableció una de la investigación realizada por el Ministerio Público de la Fiscalía Zona Centro.

Ana Carolina  le había comentado a su novio José Alberto Grajeda Batista que tenía problemas con sus padres, luego lo platicaron con Mauricio Alexis Domínguez Zamarrón (cara quemada), quien ideó la forma de  matarlos, cómo borrar las huellas y todo tipo de evidencia que los incriminara.

En entrevistas video grabadas los tres jovenes confesaron a detalle como cometieron el brutal crimen.